Diálogo de Fe: “Ser católico es un regalo de Dios”

sábado, 21 octubre 2017

Diálogo de Fe
Sábado 21 de octubre de 2017

Armando Canchanya: Muy buenos días, amigos, cómo están. Bienvenidos. Hoy es 21 de octubre, está como siempre con nosotros el Cardenal Juan Luis. ¿Cómo estamos, Cardenal?, ¿qué tal?

Cardenal Juan Luis Cipriani: Muy buenos días, Armando. Aquí en las vísperas del Censo, que más que un censo parece una encuesta. Yo lo que quisiera decirles a todos mis hermanos en la fe es que somos católicos y que eso no requiere de mayores detalles ni explicaciones, porque lamentablemente hasta en el censo se quiere confundir a la gente. Soy católico por la gracia de Dios y estoy muy contento. El Papa Ratzinger en unos momentos para que la gente pueda entender su ser católico dice de una manera muy clara, No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o por una gran idea, sino por un encuentro con un acontecimiento con una persona. Este encuentro, para nosotros en la fe católica, se da en el Bautismo. Yo siempre explico lo mismo, pero es bueno saber: Dios ama a su hijo Jesucristo, es su único amor. Y ese amor a Jesucristo le encarga a su hijo; a ver si te acercas a todos los hombres y mujeres del mundo, para que también yo los pueda amar a travez tuyo, y Jesucristo nos convierte en hermanos suyos en el sacramento del Bautismo. El momento en el que uno pasa por esa puerta, Cristo dice “Ven, tú vas a ser un hermano mío. Mi padre va a decir Mira, tiene un hermano, es un hijo adoptivo”. Porque el hijo unigénito, el único hijo es Jesucristo. En la medida que yo amo a Jesucristo, conozco a Jesucristo, creo en Jesucristo; conozco su vida y procuro imitarlo, ya estoy en la senda que la Iglesia Católica me enseña. Vale la pena darnos cuenta que el ser católico es un regalo de Dios. No es una fuerza, no es un grupo de influencia, no es un porcentaje. Yo veo demasiadas teorías. Es un amor de Dios a través de un diálogo en la fe, fe que me regala Él a través de su hijo Jesucristo. Si yo creo en Jesús y si yo soy bautizado, ya soy católico, aunque no le guste al encuestador.

Armando Canchanya: Hay como una sub categoría. O tú eres católico practicante o no.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Existe en todo sitio. Tú eres periodista practicante o eres un aficionado. Tú eres un abogado practicante o un picapleitero. ¿Qué cosa eres? Eres futbolista aficionado o profesional. En todos los campos hay una variedad. Pero cuando hay esas preguntas tienen su sorpresa. Soy católico por la gracia de Dios, porque Él me ha llamado y basta.

Armando Canchanya: Pero si no vas a Misa, ¿cómo te dices católico si ni a Misa vas?

Cardenal Juan Luis Cipriani: Sí, soy católico. Entro a la Iglesia Católica por el Bautismo. Este es el hecho real. Lo demás dejemos a Dios que haga su tarea. Pero no seamos nosotros los jueces de cuán católico eres, cuánto amas a tu mujer, cuán honesto eres. ¿Esto qué es? ¿Una inquisición, una fiscalía permanente? Vivamos en paz, procurando hacer el bien, cumpliendo nuestros deberes, que es tan importante. Y ese encontrar a Dios en medio de nuestros deberes. Padres, deportistas, políticos, taxistas, policías, gente pobre, gente campesina, gente que está en el hospital. Cada uno en el lugar en el que está puede decir Jesús, te amo; Jesús, confío en ti. Y está siendo un buen católico. No hagamos una fórmula, para ser buen católico hay que… 1, 2, 3. Puedes cumplir todo y ser un desastre de católico. Lo más importante es qué hay en tu corazón, porque todo lo que hay en tu corazón se va a saber en público, todo; lo que hablas en secreto lo dice el evangelio, se conocerá en público, entonces creo que este deseo de estar destripando cómo es tu amor y cómo es tu fe y cómo es tu trabajo. Estos moralistas quién los moraliza a ellos. En nombre de qué moral ellos pueden ser como la referencia. La referencia es Cristo. La referencia es la Iglesia fundada por Jesucristo, la iglesia católica, con 7 sacramentos, 10 mandamientos. Esa es un poco la enseñanza, la palabra de Dios. El Santo Padre, como intérprete, a lo largo de los siglos, de la palabra de Dios. Así la hizo Jesucristo. No lo hicimos, vamos a reunirnos acá y vamos a cambiar el 3er mandamiento, no dijimos vamos a mejorar esto porque hay una falla tenemos que cambiarla, no se ha hecho por democracia. La Iglesia no se hizo por mayorías. La Iglesia es una iniciativa de Dios que en Jesucristo, la morir en la cruz, derramó esa sangre y esa agua. La enseñanza ha sido ese amor de Dios trae el perdón, esa agua trae la sabiduría, y fue recibida por Maria que estaba al pie de la cruz la virgen, y la Virgen Maria pasa a ser madre de la iglesia, Jesucristo pasa a ser ese hermano mayor, donde todos seguimos sus huellas, y el espíritu santo , que bonito, es el amor; A esto hay que ponerle pies. La conciencia hay que formarla bien, tú sabes que hay un bien y hay un mal. Tú sabes que matar está mal, tú sabes que agredir está mal, tú sabes que robar está mal, tú sabes que mentir está mal. Entonces lo sabemos todos, pero como que hay una tendencia época de cuestionar y discutirlo todo, porque tal vez falta esa coherencia esa fe, no mientas, entonces cuando uno no miente, todos los demás son mentirosos, tratemos de no mentir, seamos sinceros y la convivencia se mas fácil, pero cuesta. Ese ser católico, que nos dice el Papa Ratzinger, encuentra en Cristo esa fuerza, y uno dice yo no veo a Cristo, pero vez a tus hermanos, busca en tus hermanos a Cristo.

Armando Canchanya: Hay una cosa que también uno puede escuchar. Yo creo en Dios; y digamos no necesito que el sacerdote me diga que tengo que hacer, ni el obispo, no el papa, porque al final también son personas igual se equivocan, y la religión la vive uno personalmente.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Yo lo que digo es: Dios, ese el que dices en quien tú crees., ha hecho algo espectacular, ha enviado a su hijo Jesucristo con una misión, te envío para que les enseñes a amarme; Cómo puedo decir que amo a Dios y no creo en Jesucristo. Si la tarea del hijo de Dios, estoy separándolos, porque así fue en la encarnación, pero es una trinidad. Dios, justamente al que no veo, tiene rostro, el rostro de Cristo. ¿Cuáles son sus palabras? El Verbo, las palabras de Cristo, ¿y dónde esta ese amor? en el Espíritu Santo, que se me da en un sacramento, por la fe. Dios ha querido explicar lo mejor posible quién es y qué quiere de ti, a través de Jesucristo, a través de su Iglesia Católica, el lo ha querido. La Iglesia Católica no la fundó Pedro, la fundó Jesucristo. Es una sola unidad. Para alabar a Dios tengo un ejemplo visible: Jesucristo, es una sola unidad. Entonces para amar a Dios tengo un ejemplo visible, Jesucristo, que vivió, que tiene rostro, que hablo, que estuvo en la tierra en una época concreta, La Iglesia a lo largo de los siglos ha hecho vivo a Cristo.

Armando Canchanya: Pero por ejemplo, la Iglesia es la que enseña, bueno la Iglesia me enseña que tengo que comulgar. Por ejemplo en la Primera Comunión, en la comunión, pero busca en la Biblia en qué parte dice que tengo que comulgar. Y Jesús nos dijo tienes que comulgar todos los domingos.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Es una ley de la Iglesia. Te explico. Si el padre le ha dicho a su hijo: Enséñales quién soy, porque los amo y a través tuyo quiero que me conozcan. Jesucristo dice No te voy a dejar una foto para que me conozcas, te dejo mi cuerpo, si comes mi cuerpo habito en ti. Quien come mi cuerpo habita en mí y yo en él. Eso no lo invente yo. Creo en la palabra de Jesucristo. Entonces cuando uno dice hay que amar, pero hay que amar hasta aquí, tu amor es muy especial, si amas a Jesús, si en verdad quieres practicar tu fe, y te dan a comer, ya no te digo una foto, un recuerdo, una música que te gusta, los discípulos dijeron: esto es muy raro, como dice que su carne es comida? Y se fueron, y le pregunto a Pedro ustedes también quieren irse? No creen? Y Pedro dijo: a quien vamos a ir si tu tienes palabra de vida eterna; entonces en el momento que Jesús explica que su cuerpo es carne, es comida, para que no solo sea una doctrina que yo conozco, una identificación de la manera más fuerte, carne de la misma carne, esto es la enseñanza y esto es lo que la fe, después de todas estas explicaciones decimos: Señor, auméntame la fe. Sé humilde, auméntame la fe, es más fácil que todo esto.

Armando Canchanya: Vamos a la pausa Cardenal. Regresamos en un rato amigos, breve momentos y con ustedes otra vez.


(Mensaje del Papa Francisco)

Armando Canchanya: Ahí está el Papa y nos está hablando de que Jesús puede iluminar el misterio de la muerte, que nos enseña a sentir dolor ante la pérdida de un ser querido, no es contrario a la esperanza. La profundidad de la muerte es una cosa que uno no termina, la reacción inicial es tenerle miedo.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Te cuento, porque tiene una explicación muy clara. La creación que tenía Dios en la mente era para no morir los hombres, o sea que hemos sido creados para no morir. La muerte fue introducida por el pecado, como castigo. Pero con Jesucristo vemos que resucita y nos dice muchas veces: Yo me voy, conviene que me vaya, les preparare una moradas, Jesucristo anuncia: Yo me estoy yendo porque hay una vida después de esta. Hasta antes de la llegada de Jesucristo, la muerte para todos era el final. Cuando dice Jesucristo murió, bajo a los infiernos y al tercer día resucitó, ese bajar a los infiernos no es a donde está el diablo, es bajar a donde había tanta gente santa y buena, que había muerto en los siglos anteriores, que estaban esperando que se abra la puerta; Jesucristo con su muerte, perdona y los trae a la vida eterna. La muerte para ti y para mí es como una cosa que me rompe. Mi alma está hecha para la eternidad. Este deseo de eternidad está amarrado como a una jaula que es mi cuerpo. Entonces, el Papa dice No supriman ni disimulen a la muerte. Porque Jesucristo con su resurrección nos está diciendo Yo voy primero.

Armando Canchanya: Es casi como que el cielo se inaugura ahí.

Cardenal Juan Luis Cipriani: La historia de la salvación es más larga. Se había roto la alianza de Dios con los hombres. Viene Jesucristo y hace una nueva alianza. Entonces todos los que estaban como en lista de espera, porque no estaba abierta la puerta, cuando Jesús muere y baja a los infiernos, toda esa gente, es lo que nos explica el credo. Además también María es llevada en cuerpo y alma, también es otro elemento de la fe el que me dicen Aquí está María, no es Dios, es la Virgen. Ella fue asunta, fue llevada por el amor de su hijo que la quiere con el cuerpo y con el alma. María, nos dice la tradición, durmió y fue elevada en cuerpo y alma. Hay que entenderlo bien: La muerte es introducida por el pecado, es un castigo por el pecado. Nosotros tenemos ese aire de permanencia, de trascender. Cuando vemos que la enfermedad viene, que el cáncer llega, que se muere esta criatura, se nos abre una interrogante. Y ahí me habla Jesús: Cree en que tienes una vida eterna y que nos ha regalado la cruz. Míralo a Jesús. Esto es una cosa muy sencilla y muy bonita, como nos explica el papa de una manera tan sencilla.

Armando Canchanya: Hemos tenido la procesión del Señor de los Milagros, la salida del 18, también del domingo, estamos a la espera de la próxima y tenemos unas video de este último recorrido procesional que llego con la imagen hasta barrios altos, vamos a verla y escucharla .

Cardenal Juan Luis Cipriani: La procesión sale por toda la ciudad. Aquí estoy para buscarte y amarte. Es una maravilla ver cómo toda esa gente cree que Jesús ha salido del templo y ha ido por todos los rincones de la ciudad, rodeado como en el Evangelio: Una multitud lo rodeaba. Y Jesús, el Señor de los Milagros, va dejando en el corazón de cada uno y de cada una. Yo he estado el día 18 a las 6 de la mañana y tú ves y yo veo y le digo Jesús: Ayuda a este pueblo que quiere creer cada día más en Ti. El Señor va dejando en el corazón una palabra de ánimo, va dejando una interrogante y tú vas sintiendo su cercanía y su fuerza. Cómo no vamos a tener una enorme fe que es un regalo de Dios y que en Lima Dios ha sido tan bueno que nos envía este milagro de Dios, no tiene explicación. Es una realidad absolutamente vivencial, no es una campaña de marketing. Toda esa gente cree y va a buscar un milagro, va a pedir, va a dar gracias por algo. Esto es como un tesoro que tiene la Iglesia de Lima, no en todas partes del mundo hay esto.

Armando Canchanya: No, claro que no, y otra cosa que ha pasado esta semana es la visita a la Base Aérea Las Palmas, donde va a ser la Misa del Papa. Me contaban también de la cantidad de los miembros voluntarios de la guardia del papa, que ya van bordeando los 30,000, entiendo también que tienen una imagen sobre la inspección a la base aérea Las Palmas, ¿y cómo va?

Cardenal Juan Luis Cipriani: Yo puedo decir que va lento y atrasado. Que se puede hacer, se va a hacer. En general el Estado es muy lento al momento de hacer las cosas; porque su sistema, sus leyes, sus licitaciones, su procuraduría, su anticorrupción; toda la infinita cantidad de cosas que tiene que pasar, hace imposible hacer nada. Nosotros tenemos ya prácticamente armado el plan para habilitar Las Palmas con todo, con sonido, con luces, con todo. Pero no, hay que hacerse licitaciones. Que se haga lo que se haga, pero cuando? Yo la verdad sí estoy preocupado y así se los manifesté. Espero que haya un impulso nuevo. El día 25 viene la comisión del Vaticano, ya para cerrar el plan definitivo. Lo siguiente ya es el Papa. Estamos a menos de 90 días. Sí creo que debo invocar a todas las autoridades primero a que tengan confianza, que así no se puede avanzar, de repente pueden hacer algún tipo de facilidad para que el dinero lo puedan manejar con más rapidez y que pongan a toda la Fiscalía encima. Pero que vayamos trabajando. Está la gente preparándose y esperando al Papa con mucha ilusión.

Yo me quedo con el Señor de los Milagros y me quedo con tanta gente buena que he visto estos días. Realmente esa fe y esa colaboración mañana con el Censo, pero sin trampitas. Hagan las pregunta que esto no es una encuesta, es un censo; cuantos son? 3, ¿cómo te llamas? Pedro; ¿qué religión tienes? Católica, ¿qué has estudiado? Primaria. Son preguntas y respuestas. No es buscar una encuesta y ver qué es lo que piensa el que va a preguntarte. Que Dios los bendiga. Mañana tenemos un día muy casero, muy familiar; aprovechemos para estar juntos los padres, los hijos, los abuelos tal vez; para rezar, para descansar, para esto sí sirve. Y ojalá nos dejen salir a las calles, porque me parece muy raro que nos tengan presos en la casas, yo no había visto esto nunca. Que Dios los bendiga, que tengan un buen sábado. Yo me voy a una confirmación y después me voy a inaugurar una nueva parroquia en Sagitario, al fondo de Surco. Cosas muy bonitas de la vida diaria de la Iglesia. Con esta alegría y con esta fe los bendigo, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Armando Canchanya: Muchas gracias, Cardenal.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour