Diálogo de Fe: El Papa Francisco envía mensaje a los jóvenes del Perú

sábado, 9 diciembre 2017

Diálogo de Fe
Sábado 9 de diciembre

(Mensaje del Papa Francisco a los jóvenes)

Queridos jóvenes, los saludo, ya estamos entrando a la Navidad. Hoy empezamos esas preparaciones. Pidiendo Jesús que venga; hoy la Iglesia le pone uno de esos nombres: Sabiduría. Jesús es nuestra sabiduría, oh sabiduría, queremos estar abiertos a esa sabiduría, no es estudiar, es tener ese sentir cristiano en el corazón, les pregunto: ¿Ustedes tienen ese sentido cristiano en el corazón? ¿Cuál es el signo padre? La alegría y la paz ¿Tienen alegría en el corazón y tienen paz en el corazón? Y así entonces Jesús les da la sabiduría y así lo esperamos; preparémonos bien para la navidad, se que los llaman la guardia Papal ustedes, yo no sé que tiene q ver con el Papa, pero algo de eso debe haber, cuando yo vaya allí van a estar muy cerca.
Les quiero decir otra cosa: Yo estoy soñando con el viaje. ¡Estoy soñando ya! Tengo muchas ganas de ir allí. Porque ustedes tienen una cosa que otros pueblos no tenemos. Los santos. ¡Cuántos santos tiene Perú! Y vean la lista y no hay ningún santo triste, todos eran todos contentos. Tenían la sabiduría de Jesús adentro. ¡Les deseo Feliz Navidad! ¡Arriésguense! ¡Salgan! ¡Hagan algo bien! ¡Háganlo por Dios! Busquen, ¿qué puedo hacer por Jesús?, ¿qué puedo hacer por el bien de los demás? Y lo último, pero se contestan ustedes ¿Rezan? Porque sin oración no podemos encontrar a Jesús. Díganle a Jesús ¡Oh sabiduría, vení! Recen, recen mucho. Que Dios los bendiga y que la Virgen los cuide. También recen por mí. Les doy la bendición, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Armando Canchanya: El Papa Francisco hablándoles a los jóvenes del Perú, hablándoles a los jóvenes peruanos en un mensaje a los jóvenes. Sobre todo a los jóvenes que se han unido a la guardia del Papa, que ha organizado el Arzobispado de Lima. Ha dicho una cosa, que creo que nos ha emocionado a todos no? Cuando el Papa dice: Estoy soñando con el viaje, estoy soñando ya. El Papa Francisco lo ha dicho, en este mensaje enviado a los jóvenes peruanos; Se lo ha dicho en un video que nos ha traído el Cardenal Juan Luis. En calidad de primicia porque es justamente con él con quien estaba en el momento que grabó, de hecho el Cardenal ha sido el camarógrafo, ¿cómo esta Cardenal, como le va?

Cardenal Juan Luis Cipriani: Muy buenos días Armando y muy buenos días a todos. La verdad es que ha sido un momento tan entrañable, tan cariñoso. El día 4 de diciembre en la audiencia que estuve con el Santo Padre y al terminar le digo Mira, la gente está esperando con mucha ilusión, permíteme grabarte unas palabras para la juventud que el día 17 de diciembre se va a reunir en la plaza de armas para celebrar tu cumpleaños. El Papa cumple años el 17 de diciembre, un domingo y entonces con toda sencillez dijo lo hago así? Me siento aquí? Y le dije: no, mejor de pie Santo Padre y lo grabé en el IPhone y lo que ha salido sobre todo es la alegría, la ilusión, la oración, el entusiasmo que tiene para venir al Perú. Le agradezco mucho al Papa. Respaldándolo, recemos más por él, preparemos ya esta cercanía de su venida. El día 17 en la Plaza de armas en la tarde tendremos ese cumpleaños, el Papa cumple 81 años, y desde las 4:30 pm tendremos como una gran fiesta musical, testimonios, para que ya el Papa vaya sintiendo cómo late el corazón, sobre todo, de todos los jóvenes. Tuve una entrevista larga, de unos 40 minutos. Lo encontré, después de un viaje largo que ha hecho, lo encontré de muy buen ánimo y de muy buen físico. La verdad que me alegró mucho verlo en tan buena situación. Como siempre, estuvo muy cariñoso. Y siempre trae a colación Ustedes son tierra de santos. Esto lo tiene muy metido en el corazón. Dios ha querido que el Perú aporte a esa nueva evangelización en América del Sur. Por lo tanto, la pregunta a cada uno de nosotros es Acércate más, Dios ha pasado muy cerca de este país y ha querido que Latinoamérica sea una luz que ilumine a los otros país, que ilumina con la alegría, con la paz, con ese deseo de ayudar a los demás, que no es algo que te brota a ti, es algo que Dios pone en tu corazón. Por eso de verdad qué alegría haber estado con el Papa y que alegría haberlo escuchado.

Armando Canchanya: Ahora, me suena muy especial cuando el Papa dice: “Estoy ya soñando con el viaje”. Es de una emoción personal.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Está soñando, está ya yendo por nuestras calles, con ese ambiente pastoral de padre, de amigo, de un hombre cercano que trae a Dios. Esto es lo que tenemos que hacer. Yo me atrevería a hacer un llamado a todos los alcaldes y a los que tienen que ver con la movilidad para que se vaya ya conociendo cómo nos trasladaremos hasta Las Palmas, a través de medios masivos, porque a veces veo un exceso como de control. Están ensayando la policía con francotiradores; perdón este no es el ambiente para la bienvenida del Papa, es un padre, si tienen que cuidarlo háganlo, no nos hagan tanta publicidad, más bien dinos dónde cogemos el Metropolitano, el tren eléctrico, cuáles son las calles de acceso. Hay que ir preparando a la población que todos entrarán. Hay unas entradas. Se controlará más a quienes estén cerca. Habrá gente que tiene que entrar por esas grandes puertas con facilidad. Es normal que se tienen que dar indicaciones.

Armando Canchanya: Pero que no pierda el detalle de fiesta, que no sea todo tan rígido.

Cardenal Juan Luis Cipriani: De que están todos invitados.

Armando Canchanya: O que la rigidez no va a opacarla.

Cardenal Juan Luis Cipriani: La rigidez es torpeza, no es una ayuda. Porque la población que asiste a estos actos va dispuesta a colaborar. Tenemos 40 mil voluntarios que van a facilitar la llegada, la acomodación, los baños, la salida. Un llamado a que las entradas empiecen a distribuirse y que uno pueda empezar a programar su presencia en estos actos del Papa. Tenemos que en estos días, estas semanas, ver detalles precisos del recorrido. Gente que va a acompañar al Papa a través de la calles, gente que quiere tener su entrada, si va a estar en la Plaza de Armas, si va estar en la Catedral o en la Misa de Las Palmas. Como ha hecho el alcalde de Surco, que ya está haciendo una promoción en su distrito, con muchos paneles y también con una serie de indicaciones de por dónde ir. Hay que dar una pequeña acelerada a la construcción del lugar donde va a ser la Misa, las puertas, el local donde va a estar el Santo Padre. Todo está tomando forma, pero es momento de pedir a los alcaldes, a los que manejan la movilidad, que ya vayan sensibilizando a la población. Y al control de la Policía y de las Fuerzas Armadas. Señores: no va a haber tsunamis, no va a haber terremotos, es una fiesta de la fe. Yo comprendo que algunos no tengan fe. Déjenos a nosotros que tenemos fe, vibrar, saltar, cantar, acoger. Para el país será como una brisa de novedad, de ilusión, de simpatía, que calmará los ánimos. Definitivamente tenemos que darle la vuelta a un ambiente de convocatoria. Entiendo que el Señor Nuncio presentará la casa donde vivirá el Papa, para poder verla con todos los detalles. Y de la misma manera en parroquias movimientos, en locales comerciales, tiene que ya haber esa distribución de entradas y ese saber cómo me movilizo para llegar. Va a haber sitio para todos.

Pedirle a los medios de comunicación, que están colaborando muchísimo, empecemos ya a impulsar el entusiasmo hacia un país unido por la esperanza. El Papa tiene tal ilusión de venir al Perú, porque conoce el Perú y conoce al pueblo peruano. Creo que este video, que espero que se llegue a conocer mucho, es un detalle de cariño muy personal, una cosa que en medio de una audiencia larga se lo planteo al Papa, y me dice: ¿Cómo hacemos? ¿Tenemos que poner luces? Y le digo: No, mira, con este aparatito hoy se hacen maravillas, y me dijo: ¿Sentado o de pie? Le dije: yo creo que sales mejor de pie y grabamos este mensaje porque el Papa no se reserva nada con tal de mover a las almas y lo ha hecho con todo gusto.

Regreso del viaje muy entusiasmado y muy agradecido del Papa. Y con un compromiso: recemos por el Papa, recemos por la Iglesia, recemos por nuestro país. Hace falta esa luz que ilumine esos corazones, mentes y cambie un poco el clima que he encontrado estos días.

Armando Canchanya: Vamos a la pausa amigos regresamos y en un ratito vamos a volver a poner el mensaje del Papa, para que lo vuelvan a escuchar si usted no lo escucho desde el comienzo, este emocionante mensaje del Papa Francisco a los jóvenes peruanos a propósito de su visita en esta nota exclusiva, primicia que nos ha traído el Cardenal desde Roma.


Armando Canchanya: Estamos de regreso en la segunda parte del programa. Perol quiero coger lo que dijo el Cardenal en la primera parte del programa, esta emoción del Papa, que además supone todo un esfuerzo de preparación; el Papa acaba de llegar de Birmania, estuvo en Bangladesh Y Termina un viaje y ya tiene que empalmar con el otro. El Vaticano se empieza a mover y hay interés de los medios, la prensa también está interesada en el viaje, habrán querido hablar con usted también.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Tuvimos un desayuno al que me invitaron, con la prensa que acompaña los viajes del Papa, que por cierto que ojala que RPP esté en el viaje del Papa, hay que lograr que este medio que tiene una cobertura nacional impresionante, esté considerada, creo yo que la prensa es fundamental en este tema. Eran unos 40 periodistas de diferentes medios; de México de España, Alemania, EE. UU., italianos, argentinos. Y tuvimos un desayuno en un rincón de Roma, les hice una pequeña exposición de cómo es Lima, Puerto Maldonado, Trujillo; el clima, la población. Y después ya quisieron hacer preguntas y empezaron pues hacer preguntas como suelen hacer los periodistas, no tan fáciles de a veces responder, pero que trataban pues el tema de lo que ellos escuchan, no? Que el país como que estuviera en una situación un poco especial, movida, que yo francamente no estaba al tanto, porque estaba fuera del país una semana y estos acontecimientos ha sido como una cascada muy rápida no en una última semana, entonces no tuve mayor información que darle sobre el tema. Pero sí de los santos, si de la organización del viaje del Papa, de los 200 mil rosarios que están haciendo los presos, para venderlos durante el viaje, y de alguna manera darles a ellos participación en esta maravilla no?; de la vigilia que hemos tenido delante del Santísimo Sacramento, así como también el “Kit del peregrino”, que es pues una mochila preparada para los que tiene que estar ahí, en fin, cosas que fui explicándoles y ellos también tomando nota. Pero siempre queriendo escarbar.

Armando Canchanya: Claro, es que de todas maneras es inevitable, por que el Papa va hacer una visita pastoral, pero además va a un país y ellos son periodistas y quieren saber un poco como es el contexto, la circunstancia nacional, aquí tenemos un asunto de la corrupción por ejemplo, que es el tema que está en discusión, y con todo sato que está pasando, diligencias, procesos judiciales. ¿Qué es lo que se espera de la visita del Papa? Algunos dicen: viene el Papa y lo que va a pasar es que todo se va a calmar en la política, el Papa y es un especie de calmante.

Cardenal Juan Luis Cipriani: No me parece lícito, pero es algo que lógicamente lo van hacer.

Armando Canchanya: Los que hoy se atacan, cuando venga el Papa van a estar en fila todos como hermanos del alma.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Porque quieren pues una imagen y posiblemente es algo que cualquier persona quisiera. Pero el Perú es una cosa más seria y más nuestra. No tiene que venir ni una victoria en el mundial, ni tiene que venir un viaje del Papa. Nos toca a nosotros los peruanos ponernos de pie, tomar nuestras responsabilidades, asumir nuestros retos y actuar con mayor transparencia. Yo puedo solamente decir que estos pocos días, he llegado hace 2 días.

Armando Canchanya: Dos días en el Perú político es decir.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Yo veo hechos que llaman la atención y que de pronto el modo, no solamente en el hecho que se quiera censurar al fiscal o que se quiera intervenir a un partido político. Son hechos que pueden ser justos, legales. Pero el modo, que genera una explosión, una confusión, una especie de hacer arder la pradera, a mí me trae recuerdo de épocas oscuras, época de Montesinos. Ahí había mucha venganza, atropellos, intervenciones, todo el mundo se sentía un poco acorralado. Yo pienso que tenemos que sacudir esa impresión de estar utilizando los medios de comunicación, o el ministerio Público, o el Poder Judicial, o el Congreso, de estar utilizándolo como arma. No digo nada si hubiera interceptaciones telefónicas. No puedo decirlo porque no tengo ningún elemento de juicio. Ese fue el mecanismo que destruyó el Perú en la década del 90. Puedo decir, como pastor de la Iglesia y como una persona que ama al Perú, Señores, las instituciones hay que respetarlas. No podemos tener una institución y mentir, eso no es respeto. El que tiene una responsabilidad y miente, está haciendo daño. El que tiene que administrar un dinero y se lo roba, está haciendo daño. Pero los modos entre los cuales uno debe prestarse al sistema democrático no pueden ser modos vengativos, abusivos en que cada uno va como sacando provecho. Creo que ese modo a mí me deja un poco una inquietud de una mano que estuviera manejando hilos.

Armando Canchanya: de una o de varias manos, puede ser.

Cardenal Juan Luis Cipriani: bueno si, pero al final hace falta una cabeza, no tantas, que tenga poder, y no una cabeza de una estratega y está en una silla. Y poder de investigación y de actuación política y de interceptaciones va un poco alrededor del ministerio del Interior, del ministerio de Defensa, no lo sé. Pero creo que tenemos derecho a exigir absoluta transparencia al servicio del bien común que es el Perú, no al servicio de una persona o de un grupo. Es el momento de darnos cuenta que hace falta levantar la mirada con mayor madurez. Seremos capaces o no?

Armando Canchanya: Una cosa que está clara es que si todos sospechamos de todos, no nos va ir bien, o nos va mal otra vez. Todos somos sospechosos de tener un interés distinto del que estamos confesando.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Sobre todo lo que siempre se llamó Cortinas de humo. Tenemos que ser un poco más serios. No podemos seguir la agenda que nos quieran marcar. Es que esta es una manera de defenderse, esta es una manera de atacarse. Los políticos son personas que están al servicio del país, hemos votado por ellos para que ellos en nombre nuestro, no en nombre de ellos, atiendan las necesidades del país.

La corrupción, cuando vemos estas coimas de Odebrecht y cuando vemos estas danzas de millones, ha hecho que gente coma menos y peor, que gente no tenga una buena atención de salud, que gente no tenga una buena vivienda. Todos esos millones los podemos cuantificar en alimento, en educación y en salud. Entonces cómo no nos va a preocupar, tiene que preocuparnos mucho.

Armando Canchanya: Sí claro, de cómo investiguemos y como sancionemos, dependerá de cuanto la gente va a seguir creyendo en los políticos. Tenemos que ir cerrando esto. Porque me están pidiendo que vuelva a pasar el mensaje del Papa y con esto nos vamos.

Cardenal Juan Luis Cipriani: Nos despedimos con el Papa.

Armando Canchanya: El mensaje del Papa a los jóvenes del Perú.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour