“El país empieza con la vida”

sábado, 5 mayo 2018

En el programa de Diálogo de Fe del sábado 5 de mayo, el Cardenal Juan Luis Cipriani habló sobre la Marcha por la Vida y de la importancia de defender el primer derecho de todo ser humano.

“Cada año, en nombre de la vida, el Arzobispado de Lima y tantos peruanos de buena voluntad nos ponemos en marcha en un ambiente celebrativo, no anti, es una celebración a favor de la vida. Estamos a favor de la vida por un motivo muy importante: Porque vivimos”.

Mencionó que el Papa Francisco envió una carta saludando a todos los organizadores y participantes de la Marcha por la Vida, en la cual exhorta a “lograr un mayor compromiso en la promoción y en la tutela de la vida humana, especialmente de aquellos más indefensos, de los niños por nacer”.

Es un canto a la realidad

Afirmó que este canto a la vida es un canto a esa realidad en donde hay niños, enfermos, jóvenes, casados, solteros; y que va unido a ese apoyo a la salud, a la educación de ese niño y a la dignidad de todo ser humano.

“Todos queremos un país que en el bicentenario esté mejor. ¿Dónde empieza el país? En la vida. Todo arranca porque tú y yo vivimos. Vale la pena que esta reflexión, todos los que nos escuchan, jóvenes, estudiantes, taxistas, políticos, ministros, nos escuchen, es un canto a la vida. No entiendo cómo puede haber una inclinación, una mala interpretación, pensando que a alguien se le puede coaccionar porque se le invita a que celebre la vida. La defensa de la vida y la Marcha de hoy es muy anterior a una discusión política de un presupuesto, de un currículum o de una campaña. Señores, estamos celebrando la vida porque vivimos”.

Dijo también que actualmente vivimos en una situación mundial y nacional en la que se destruye la vida, no solo a través de los sicariatos sino de todo tipo de violencias.

“Rechazamos en primer lugar aquella violencia que es abominable, al más indefenso de los indefensos, a esa minúscula porción que ya tiene vida y que ya tiene capacidad de desarrollo humano, a ese embrión, que es el más indefenso, el más débil. Claro que también defendemos que haya seguridad en las calles, pero es a partir de que hay vida”.

Es un tema de la realidad existencial

Afirmó que la celebración de la Marcha por la Vida no tiene que ver con la defensa de un atropello o maltrato contra una mamá que abortó.

“Nuestra comprensión, nuestra cercanía, nuestro perdón. No al aborto programado, establecido, organizado y hasta legislado. A esa campaña que con dinero del Estado, que en lugar de apoyar a la familia, en lugar de apoyar a la salud, en lugar de educar a la juventud, esté metiendo como inquietudes contra la vida. Eso no. Me extraña a veces que en algunos niveles se dejan engañar. Cómo le va a decir uno a alguien en el Perú que no debe ir a marchar por la vida porque es político. No es un tema político, es un tema absolutamente de la realidad existencial”.

“Yo diría que es importante que las entidades públicas no se mareen con los ataques políticos. Hay una ley del Congreso de la República que aprueba la protección a la vida del niño por nacer. Es una ley maravillosamente puesta por el Perú y que nosotros la celebramos. No entiendo la preocupación, salvo que sean esos ataques ideológicos que vienen de afuera”.

Si no hay respeto a la vida no hay futuro en el Perú

Expresó que en nuestro país se deben construir tablas de salvación con la educación, con lugares de acogida, con el apoyo en salud y con facilitar los temas psicológicos para que pueda haber una llegada más tranquila y pacífica a este mundo.

“Yo no estoy hablando de un mundo ideal, no estoy en un mundo que no existe. Al revés, estoy en una selva, pero no quiero salir corriendo cobardemente, sino que quiero custodiar la vida de esa criatura que va a llegar en medio de fieras. Verás como hoy en la Marcha encuentras a miles y miles y miles. También escucharás en redes, gente que si discrepa, bienvenida; si insulta, no es bienvenida”.

“Aunque haya una persona, ya valió la pena, porque cantamos a la vida. Yo estaré ahí para darle gracias a la vida; porque si no, no existiría. En estos tiempos creo que el Perú tiene que fortalecer esa base de principios: la vida, en donde se va a construir todo el desarrollo económico y material. Si no hay un respeto a la vida no hay futuro en el país”.

Finalmente, agradeció a todos los que participarán de la Marcha por la Vida esta tarde.

“Gracias a tanta gente buena, a tanta juventud que veremos esta tarde, a tantas familias. A todos ellos, en nombre de este amor a la familia, el recuerdo a nuestros padres, a nuestras abuelas. Cuidemos a los niños, démosle una palabra y una voz de aliento. Marchemos hoy juntos por la vida. Y que Dios nos bendiga a todos y yo en nombre de Él los bendigo a todos, especialmente a quienes tienen responsabilidades públicas o empresariales o políticas, digan sí a la vida”.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour