“Toda madre, por designio de Dios, es imagen de la Virgen María”

sábado, 12 mayo 2018

En el programa Diálogo de Fe del sábado 12 de mayo, el Cardenal Juan Luis Cipriani mandó un afectuoso saludo a todas las madres por su día; así también se refirió a otras festividades que se celebran mañana domingo, como son la Ascensión del Señor y el aniversario de las apariciones de la Virgen de Fátima.

Inició el programa hablando de la Solemnidad de la Ascensión del Señor a los Cielos, ese misterio de fe que nos recuerda que se abre en la tierra un camino hacia el cielo para todos nosotros.

“La Ascensión es, de alguna manera, esa Fiesta de seguir a Cristo. Por eso, hay que dedicar ese tiempo para que Cristo habite en mí. Y cuando habita en mí me conversa, me guía, me orienta, me calma, me fortalece. Y tantas veces me dice Yo les dejé a ustedes un lugar donde me pueden ir a buscarme: los sacramentos. En esos lugares me puedes encontrar con más frecuencia, pero estoy en ti con el pensamiento”.

“(Jesús nos dice) Yo te dejo también un mapa, un Waze, donde tú puedas averiguar cuál es el camino: Los Diez Mandamientos. Cuando tienes una duda, repasa, el Waze te va a llevar por un camino en el que Él te acompaña”.

Exhortó a seguir este camino de educación en la fe desde pequeños hasta ancianos. “Hay que seguir aprendiendo cómo Jesús te busca, te habla, dialoga contigo, te corrige, te ayuda. Veamos un poco esa Fiesta de mañana, Dios con nosotros, Dios que nos bendice, Dios que nos acompaña”, reflexionó.

No tenemos derecho a ser huérfanos

Luego del mensaje del Papa Francisco, el Cardenal Juan Luis afirmó que el Santo Padre nos habla no solo de un problema social, sino de uno más profundo que nos dice que no tenemos derecho a ser huérfanos.

“El ser madre te da una serenidad, una seguridad, un amparo, te valora, te estimula. La madre ocupa mucho espacio en la vida de cada uno de nosotros. El espacio espiritual, el espacio de cariño y de amor, que aunque no nos demos cuenta está lleno mi corazón de cariño y respeto y recuerdo y amor a mi madre. Esto es lo que hace que tengamos esa estabilidad emocional, ese refugio”.

Comentó que toda madre, por designio de Dios, es de alguna manera imagen de la Virgen María; y que la experiencia de ser hijo es una experiencia de amor, de serenidad, de fuerza, de apoyo, de exigencia, de cariño, de paz.

“Por eso tenemos a Santa María, la Virgen, en Fátima, cuando se aparece a esos pastorcitos, ¿qué es lo que los mueve? El amor de esa madre. Mañana, Fiesta de la Virgen de Fátima. Qué coincidencia más bonita para pedirle: bendice a todas las mamás, bendice a todos los hogares; porque realmente creo yo que estamos en una época en que la mamá, la madre, la mujer, requiere de un reconocimiento muy grande”.

¡Gracias mamá!

Dijo también que lo que desean las madres es que se viva esa unión y esa paz en la familia, que no esté frecuentemente maltratada por discusiones o problemas.

“Esto es lo que la mamá quiere; no solamente un bizcocho, un ramo de flores o un gran abrazo. Está muy bien, pero creo que lo que acaba de decir el Papa ha sido realmente impresionante: “No tenemos derecho a ser huérfanos”. Es una cosa muy fuerte, porque el ser humano, cualquier persona hombre o mujer, requiere de esa presencia interior de su madre”.

Animó también a todas las mamás del Perú a darse cuenta que este rol tan importante muchas veces quiere ser rechazado u ocultado por la sociedad e incluso se ve atacado.

“Evidentemente, cuando tú hablas de una madre maltratada, de una madre sin trabajo, de una madre soltera, estás hablando que la sociedad hace un daño gravísimo porque lo que está maltratando es algo de mucho valor. No es un problema político, es un problema vital. Esa mamá maltratada no puede desempeñar bien su rol de madre de ese hijo o de esos hijos. Esa mujer maltratada por su marido es una carencia muy fuerte en el hogar, está generando una situación muy complicada porque a ella le impiden desarrollar su tarea”.

Finalmente, comentó que es momento de pensar en la grandeza del rol de la madre, de pensar en nuestra Madre Santa María y de pensar en Jesús que asciende a los cielos por nosotros.

“Mañana es el día de decir Gracias mamá, aquí estoy; de perdonarla, de quererla. Y la mamá igual, es el momento de olvidarse de los resentimientos con los hijos… Hoy hago un gran llamado a nuestra Madre Santa María, acompaña y bendice a todas las mujeres y a su maternidad, que no haya nadie huérfano de ese amor, de ese calor de la mujer. A todos desde aquí y de todos los hogares, un feliz Día de la Madre y un estar muy cerca de ellas mañana”.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour