Recomendados

ll1
Entrevista al Dr. Natale Amprimo, Abogado del Arzobispado de Lima

Entrevista

Al Doctor Natale Amprimo Plá
Abogado del Arzobispado de Lima

Radio Programas del Perú
Ampliación de Noticias 

- Lunes, 20 de Junio de 2011 -

Transcripción

Raúl Vargas (RV): Vamos a iniciar nuestra conversación con el Dr. Natale Amprimo que está aquí en nuestros estudios. Bienvenido Dr. Natale. 

Natale Amprimo (NA): Buenos días Raúl, César, Patricia.

RV: ¿Es usted abogado del Arzobispado de Lima? ¿Sí o no?

NA: Sí, claro

RV: De acuerdo, sobre ese caso de la Universidad Católica (PUCP) no es que vamos hablar. Vamos a hablar básicamente de otro hecho, es decir, lo que se ha venido sugiriendo constantemente de la intervención y actuación del señor en ese tiempo Obispo en Ayacucho y que en general también el Cardenal Cipriani, lo dijo Mario Vargas Llosa se calló cuando Fujimori hacía esterilizar engañando a cerca de 300 mil campesinas haciendo, muchas de las cuales que murieron muchas desangradas en esa operación lamentable.

NA: Efectivamente Raúl, a nosotros nos ha llamado la atención con sorpresa y extrañeza esas frases reiteradamente sostenidas por nuestro premio Nobel a quien respetamos el Señor Vargas Llosa, porque no se puede partir de la mentira para descalificar a quien piensa distinto que uno. 

Y aquí traigo documentación que refleja que lo que el Señor Mario Vargas Llosa viene diciendo es absolutamente falso. Mire, aquí está La República del 20 de febrero de 1998. Declaraciones del Cardenal Cipriani, en esa época Obispo de Ayacucho: “Monseñor Cipriani califica de inaceptable ligaduras de trompas. A Costa Bauer hay que botarlo del Ministerio. Monseñor Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Ayacucho, afirmó ayer que aceptar la ligadura de trompas es declarar al Perú como un burdel y si el Señor Ministro de Salud Marino Costa Bauer quiere tratar al pueblo como animales, hay que botarlo del Ministerio. Hay que ser claros, si toda actividad humana no es más que estar subidos unos encima de otros, están pensando que somos animales y que asuman que somos animales no es aceptable. Que lo hagan con su madre, con su hija y con su esposa, pero no con el pueblo del Perú”.

Tan es así, que el diario La República editorializó sobre el tema, el día 21 de febrero de 1998 dijo: “Cipriani y Fujimori: divorcio en las alturas”. Y señaló literalmente lo siguiente. “Por lo mismo las palabras de Cipriani no están dirigidas a Costa Bauer, a la enseñanza bíblica habla para Pedro pero que escuche Juan. Todo indica que sus declaraciones tienen como destino final al presidente de la República, quien es el responsable al fin y al cabo de los desatinos de sus ministros”.

Y tan es así, adicionalmente mi querido Raúl, que Mirko Lauer también editorializó. Dijo “Los hechos están sobre la mesa”. Y señaló justamente la dura crítica que hacía en esa época el Obispo de Ayacucho sobre el tema de las esterilizaciones. Y mereció comentarios favorables del entonces líder de la oposición Alberto Andrade, cuyas declaraciones están acá, “Alberto Andrade –decía – respalda a Cipriani en tema de esterilizaciones, al igual que Víctor Andrés García Belaunde”. Por el contrario había un parlamentario Roger Guerra García de UPP que le parecía inaceptable los términos y descalificaciones que había utilizado el Cardenal Cipriani.

Entonces, no se puede partir de una falsedad para descalificar a quien no piensa como uno. Creo que en el Perú no se puede persistir en esta polarización, lo que el Perú tiene después de las elecciones y con vistas al nuevo gobierno, es dejar de lado la confrontación absurda, dejar de lado esta suerte de inclinación a esta lucha fraticida y dejar de lado este criterio de que quien no piensa como yo, es porque simplemente está descalificado a opinar.

Patricia del Río (PDR): El problema Dr. Amprimo y estoy de acuerdo con usted en que los enfrentamientos no tienen ningún sentido, es que las críticas deben ir dirigidas también a los lugares apropiados. Usted acaba de leer efectivamente lo que fue la exposición del Cardenal Cipriani que responsabilizaba al ministro y es el editorial de La República el que hace la extensión de que se le está hablando a Pedro para que escuche Juan. Pero el Cardenal Cipriani no culpó, no se enfrentó y no criticó al señor Fujimori, presidente del Perú bajo su gobierno permitía esta política y justamente eso es lo que se le ha criticado tanto a Cipriani, y no solo eso, sino que en esta campaña en la que se descubrió que las víctimas de las esterilizaciones forzadas que no han sido resarcidas del daño que les ha hecho, nunca se les ha pedido disculpas. Monseñor Cipriani no habló a favor de ellas, simplemente pidió que no se tocara el tema para que no fuera afectada, ¿quién?, la candidata que era hija de Alberto Fujimori. De acuerdo, el Señor MVLL parte de una inexactitud pero su critica no está del todo descarrillada, habría una suerte como de aceptación de lo que hacía Fujimori y en la misma entrevista que le han hecho ayer a El Comercio, Monseñor Cipriani culpa de todo al Señor Montesinos o al Señor Costa Bauer, pero el Señor Fujimori parece no haber sido presidente de este país. 

NA: Esta totalmente descarrilada y equivocada tu apreciación mi querida Patricia

PDR: No tan descarrillada ni tan equivocada, he leído lo mismo que tú.

NA: Bueno, yo te he escuchado con toda tranquilidad y paciencia, déjame a mi explicar mi punto de vista.

PDR: A ver

NA: Lo que dice MVLL es lo siguiente. Dice que “Hay un panfleto –se refiere a una nota de prensa, no a un panfleto– que lo ataca por haber denunciado de callar cuando Fujimori hacía esterilizaciones, engañando a cerca de 300 mil campesinas muchas de las cuales murieron desangradas en esa operación” ¿Calló el Señor Cipriani el tema de las esterilizaciones? No pueden decir que ha callado.

PDR: Calló con respecto a Fujimori. Pero vamos, Natale… Monseñor Cipriani ha tenido frases durísimas contra otros presidentes del Perú con cosas mucho más leves, y no se expresó contra el presidente Fujimori por un caso que le correspondía a la Iglesia pronunciarse y los ministros nos actúan solos.

NA. Yo creo que tu apreciación ideológica tomada….

PDR: Tú también tienes una apreciación ideológica, crítica tomada…

NA: Pero no puedes desmerecer cuando hay una crítica clara y una descalificación a la figura…

PDR: A Costa Bauer… 

NA: Y a la política que implementaba, cuando había otros que inclusive recibían beneficios y firmaban convenios para promover las políticas de esterilización, porque habría que averiguar si USAID firmó convenios y con qué ONG firmó convenios sobre las políticas de esterilizaciones. No se puede decir que él calló. Tan no calló, que el propio diario La República y los líderes que en esa época enfrentaban al fujimorismo, como fue Alberto Andrade y te lo digo yo que formaba parte del equipo más cercano a Alberto Andrade, no se puede decir que el Cardenal Cipriani calló o que no fue claro, o que no fue duro sobre el particular. Señaló que el Perú se convertía en un burdel, señaló que se estaba faltando a los derechos más elementales a las mujeres e indicó, fíjate la dureza, que porqué no se esterilizaba la mamás del ministro, a su esposa o a su hija. Entonces tú no puedes tomar una hoja y decir como no mencionó a Fujimori, entonces no lo criticó. Perdóname, la política de esterilización fue una política del gobierno de Fujimori y es más, el propio señor Fujimori fue el único presidente del mundo que concurrió al la Conferencia de El Cairo en 1994 a promover esa política, y era el responsable como es el responsable constitucionalmente el Señor Ministro de Salud.

César Campos (CC): De hecho eso puede dar lugar a una discusión larga y prolongada porque lo que se trata de centrar si Alberto Fujimori a los ojos de Monseñor Cipriani era o no responsable era y eso es materia de opinión. Pero el día de hoy sale una aclaración a una entrevista al diario El Comercio en la que preguntado si “no cree que esta decisión de este tipo va a exacerbar muchos odios, está muy fresca la campaña electoral a Keiko Fujimori a propósito de su padre, la respuesta que me imagino que ha venido del propio Cardenal Cipriani por aclarar es: “No creo que el país haya. Han ganado unos contra otros.”. Este es el pensamiento auténtico, real, vigente del Cardenal respecto a que estas heridas quedan abiertas y que todavía vamos a tener un largo debate sobre esta materia…. 

NA: No, creo que el Cardenal viene sostenidamente promoviendo, es su punto de vista porque lo hemos conversado largamente, es una política más bien de bajar el tono, de buscar, concertar y poner puntos de vista, pero no se puede evidentemente pasar por encima del honor a las personas, sostener cosas que son totalmente falsas como lo he demostrado creo el día de hoy con los recortes de la época  y seguir afirmando una frase que es falsa como si fuera cierta, impunemente. Esto daría lugar claramente para un tipo de acción judicial que no es el ánimo del Cardenal iniciar ni mucho menos, él lo que cree es que hay que dejar de lado los triunfalismos y resentimientos. El Cardenal lo que crees es que hay que tener un clima de diálogo y de concertación pero que parte por la verdad y no puede partir por la mentira. 

RV: Hasta el momento, el Cardenal es un hombre que habla en alta voz y a veces con mucha fuerza y polémica. O sea en realidad este deseo de él es un deseo para nosotros, pero no para él necesariamente, sigue siendo un hombre confrontador. Imagino que como marchen las cosas con el Señor Humala, van a de todas maneras, haber unas confrontaciones. De modo que allí el propio temperamento arzobispal debería de alguna manera ser revisado.

NA: Pero mira Raúl, no está mal que se hable claro, no está mal decir lo que uno piensa. La tolerancia y los valores y la verdad y los puntos de vista de uno no son incompatibles. Yo puedo ser muy claro, puedo ser muy firme, puedo defender mis puntos de vista y puedo discrepar con lo que tú señalas, pero no te descalifico. Aquí lo que está mal es que se descalifica a quien piensa distinto. Hay un sector de la población que cree que ellos son los únicos que, como lo ha comentado el Cardenal, tienen el pensamiento único, que sólo ellos pueden decir lo que está bien o lo que está mal. Quien no piensa así: ah no es montesinista, ah no es fujimorista, ah no está con la dictadura, no tiene valores, ah no defiende los derechos humanos. Y esa posición no es correcta. No se puede señalar, por ejemplo, que el Cardenal estaba a favor o que guardó silencio cuando al contrario, como está demostrado en los editoriales de la época, él fue el más firme cuestionador de esa política, al punto que los que lideraban la oposición se plegaron a su punto de vista. Inclusive ahí otras declaraciones de líderes de la época, como la Sra. Cuculiza que decía qué hacía el Cardenal metiéndose en temas de política que eran parte del Estado. Yo evidentemente no voy a tener todo el archivo noticioso. 

Aquí lo que hay que impulsar es que los peruanos tenemos que dejar de lado esa lucha fraticida que tanto daño nos ha hecho, en momentos claves de nuestra historia republicana. Los próximos cinco años el Perú se juega, queridos amigos, su futuro, su consolidación democrática. Y o dejamos los discursos altisonantes de lado y buscamos la concertación o simplemente no salimos adelante. El clima simplemente de obstruccionismo, de confrontación absurda, lo que genera es una puerta al desgobierno, a no generar confiabilidad a la inversión. Usted Sr. Raúl hoy día en su comentario temprano señaló que la encuesta de Apoyo le daba 70% de aprobación a Humala y creo que eso es natural, porque el presidente electo lo que ha hecho es muestra de apertura, de diálogo, de concertación, dejar de lado el triunfalismo, y a mí me extraña que más bien esa política que es tan positiva no sea seguida por una persona que justamente tiene todos los méritos para ser alguien que promueva el diálogo, la concertación y no la división entre los peruanos.

RV: Gracias Dr. Natale Amprimo por haber estado con nosotros.

* Ver especial web sobre el tema, aquí

Desarrollado por
VE Multimedios