Busquemos ser una gran familia

viernes, 10 agosto 2018

El viernes 10 de agosto, día en que se conmemoran 800 años de fundación de la Orden Mercedaria, el Cardenal Juan Luis Cipriani presidió la Santa Misa en la Basílica de la Merced ubicada en el centro de Lima, la cual contó con la presencia del presidente de la República, Ing. Martín Vizcarra; y su esposa, Maribel Díaz; así como autoridades militares y policiales, congresistas, religiosos y religiosas.

Durante su homilía, el Arzobispo de Lima comentó que Dios tiene un proyecto para cada uno, el cual se va desarrollando a lo largo de nuestra vida en un diálogo entre el amor de Dios y la libertad de cada uno de nosotros.

“Dios invita a cada uno en su trabajo, en su matrimonio, en su entrega a Dios. Te hace conocer esa misión que espera de ti. Pero ¿qué es lo importante? Que según la misión que te da, te da toda la gracia y toda la ayuda para cumplirla, pues es una enseñanza de la Iglesia”.

100818b_800anios_orden_merced

Rompamos las cadenas del pecado

Afirmó que en los comienzos de la fundación de Lima estuvieron los Mercedarios, quienes han pasado por la historia cumpliendo su carisma y rompiendo las cadenas que atan a hombres y mujeres al pecado.

“Con cuánta paz uno se da cuenta que Dios ha querido, como lo dice el Papa Francisco, que esta tierra peruana ‘ensantada’ tenga desde el principio esa luz y esa ayuda de la fe. Nuestro pueblo es maravilloso, tiene esa fe que ha sido siempre una gracia de Dios para que ese mestizaje y esa identidad de ser peruanos, tenga dentro esa semilla”.

100818d_800anios_orden_merced

Pidió a la Virgen de la Merced, la Gran Mariscala, que bendiga a nuestro país y nos dé esa fe fuerte para que en nuestro quehacer diario tengamos siempre esa confianza de poder hacer todo lo que el Señor nos pide.

“Qué bonito ver que esos ojos que tenemos en el corazón van más a fondo que los ojos que tenemos para ver lo material. No defraudemos, busquemos la unidad entre todos, busquemos ser una familia. Tratemos de ayudarnos unos a otros, despejemos un poco de la mente y del corazón lo que nos ata. Nuestra Madre espera de nosotros y la Iglesia espera de la Orden Mercedaria que sigan desatando esos nudos, sigan rompiendo esas cadenas, para que todos podamos vivir esa libertad de los hijos de Dios”.

Concelebraron los obispos auxiliares de Lima, Monseñor Adriano Tomasi OFM, y Monseñor Raúl Chau; el gran Maestro General de la Orden, Fray Juan Carlos Saavedra Lucho; el Provincial de la Orden, Fray César Gálvez León; así como sacerdotes invitados.

Luego de la Santa Misa se develó la placa conmemorativa a los 800 años de la Orden de la Merced.

100818c_800anios_orden_merced

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour