Santa Rosa, intercede por nosotros

jueves, 30 agosto 2018

“Todos hemos venido a pedirle a Santa Rosa por un familiar, por un trabajo, por la salud, por algún problema; todos venimos con una gran fe a ese pozo que está tan lleno de gente; porque creemos, porque tenemos fe. Tenemos fe en que Santa Rosa está delante de Dios”, reflexionó durante su homilía el Cardenal Juan Luis Cipriani, en la Misa que presidió en el Santuario de Santa Rosa de Lima.

Comentó que todos los que participaron de la Misa estuvieron unidos en un solo corazón y con una intención personal; que los llevó al Santuario por la devoción y el amor a Santa Rosa de Lima.

“Qué bonito que en esta Misa todos, con mucha fe, piensen bien qué le van a pedir, qué le van a ofrecer, qué le van a dar gracias. Piensa bien, porque estamos todos unidos aquí, estamos con ella y estamos con Cristo”.

300818b_misa_solemnidad_santa_rosa_santuario

Una semilla de fe

Mencionó que Santa Rosa fue una semilla que hizo y sigue haciendo tantos milagros no solo en Lima, sino en todo el Perú y en el mundo entero, porque Jesús creció en su alma y corazón.

“Ella ayudaba siempre al niño, al enfermo, al que no tenía comida, al que tenía un problema. En poco tiempo, Santa Rosa deja que Jesús venga y actúe. Entonces hay que pensarlo, porque esta es la fe de la Iglesia. Es el mismo Cristo que hoy en la Misa, el mismo con el que está hablando y mirando Santa Rosa, es el mismo Jesús el que ahora en el altar cuando yo eleve el pan y este es su cuerpo, es el mismo cuerpo de Cristo que está con ella”.

“Por eso, con tanta fe vengo a celebrar la Misa porque Jesús va a estar aquí presente para escucharlo; cuando yo lleve su cuerpo, está mirando; cuando recemos juntos el Padre Nuestro, te está escuchando. Y en tantos momentos de silencio, tú verás qué le dices, qué le pides. Más cariño que Jesús no tiene nadie. Nadie te conoce más que Él. Nadie te quiere más que Jesús. Nadie quiere ayudarte más que Él. Pero ten fe, porque Jesús mira en tu corazón”, prosiguió.

300818c_misa_solemnidad_santa_rosa_santuario

Finalmente, animó a pedirles con fe a Santa Rosa, a Jesús y a la Santísima Virgen María, por nuestros hijos, por los enfermos, por tantos niños, por el Perú.

“Le pedimos a nuestra Madre, la Virgen María, quien está feliz de ver a Santa Rosa y de verlos a todos ustedes; y está esperando qué quieren estos hijos para yo también ser abogada, yo también le voy a decir a Jesús: «Escúchalos, atiéndelos». Y de pronto Jesús te dirá: «Quiero ayudarte, pero cambia un poco tu vida, mejora, quita ese pensamiento, ayuda más en tu casa». Tal vez Él también te está diciendo «Vamos a negociar. Yo te voy a hacer tu milagro, pero tú pórtate bien». Hagamos ese propósito. Hagamos ese pacto con Jesús, con María y con Santa Rosa”.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour