Cardenal Juan Luis Cipriani: “El país necesita caminos de paz y unidad”

sábado, 13 octubre 2018

El Cardenal Juan Luis Cipriani inició este sábado su programa Diálogo de Fé, destacando a los sietes beatos que serán canonizados el domingo 14 por el Papa Francisco. “El Santo Padre va a canonizar a 7 personas, es decir, públicamente declarará que son personas que están delante de Dios porque su vida ha señalado una clara unidad con Dios que es la Santidad. Vemos cómo Dios actúa en esa persona, él solo no hubiera podido. Eso es la santidad.

El Arzobispo de Lima, describió brevemente las características de dos de los nuevos santos.

La Santidad de Paulo VI y Monseñor Romero

“Se canonizará a Pablo VI, un Papa que tuve la ocasión de conocerlo y tiene una vida que no se puede resumir tan rápid. Fue un hombre que en su camino como autoridad en la Iglesia antes de ser Papa fue muy polémico y hay momento de cambio muy fuerte cuando promulga la encíclica que se llama “Humane Vitae”, “La Vida Humana” donde condena el aborto, el control de natalidad, entra fuertemente a temas polémicos y mucha gente lo abandona y él empieza a sentir la soledad de la verdad”.

De Monseñor Oscar Romero, Obispo Salvadoreño que será canonizado este domingo dijo que “Monseñor Romero, Obispo de El salvador, se encuentra en una coyuntura de violencia militarizada muy fuerte y él dice yo no soy político, pero veo que abusan y matan gente y digo ¡para!, esto no está permitido, entonces pasa a ser un hombre muy incómodo para el régimen militar y lo matan celebrando misa. Un mártir”.

Para el Cardenal Juan Luis, la vida de Monseñor Romero y del Papa Paulo VI “Son dos testimonios de cómo la verdad de la iglesia no es por encuestas, no es por popularidad, la verdad de la Iglesia es algo que en tu alma tienes obligación de constatar y ponerlo en práctica sacrificando lo que sea”.

Así, reflxionó que “estamos en un mundo de imaginarnos percepciones, fabricar corrientes de opinión, tacharte de conservador o progresista, caviar o anticaviar, fujimorista, antifujimorista, todas estas etiquetas siempre se ha usado en la historia de la luchas políticas, pero cuando hablas de valores religiosos todas esas etiquetas se caen, no sirven para nada.”

Por eso, señaló que “vale la pena, dejar etiquetas de lado. Vamos al fondo de las cosas, no podemos reemplazar la consulta popular con las encuestas, la encuesta es una herramienta que puede ayudar a mil cosas pero no puedo decir como ocurrió en la época de Fujimori, que se hizo una encuesta y el 90% del país aprobaba el cierre del congreso, ya se legalizó el 5 de abril, no hoy todo el mundo lo combate y discute, pero estamos caminando en el mismo sentido. Estamos buscando encuestas para convalidar una situación que no es tan prudente, pero digo esto para que veamos que los santos no hacen tantas encuestas, la encuesta es el testimonio, su vida.

Defensa de la Vida

Asimismo, el Cardenal Juan Luis recordó la condena al aborto, que el Papa Francisco hiciera esta semana.

“Cómo podemos matar una criatura en el vientre de su madre, la más indefensa. El Papa puso un ejemplo un poco fuerte, y dijo que el aborto es como contratar un sicario para que resuelva un problema. El Papa está levantando el tono para decir que la vida hay que respetarla en todas sus instancias desde la concepción hasta la muerte natural”.

Doctorado Honoris Causa

En otro momento del programa, agradeció a la Universidad San Martín de Porres que el jueves 11 le otrogó el por el Doctorado Honoris Causa. Esta misma casia de estudios también editó y publicó el libro ‘Testimonio”, que resume sus 30 años de vida episcopal.

“Quería comentar brevemente y agradecer a la Universidad San Martín de Porres por el reconocimiento de un Doctorado Honoris Causa que me ha concedido en función de ese trabajo de 30 años como Obispo en el Perú y de manera muy concreta por la publicación que ha hecho de un libro que se llama testimonio con el ejemplo y palabras de muchos amigos y mucha gente que de manera muy generosa reconoce la obligación cumplida como obispo”.

Situación por la que atraviesa el país.

Antes de comentar sobre la coyuntura política que vive el país, el Arzobispo de Lima recordó el pensamiento de Benedicto XVI sobre su preocupación por la marginación de la religión. Hay unos que desean que la voz de la religión se silencie o se guarde a lo privado, que probablemente es lo que dirán si es que yo opino aquí sin el permiso del pensamiento único, y me permito dar una opinión abierta y clara sobre una serie de situaciones inmediatamente la crítica dirá que se calle la religión, quién dice lo contrario, va a ser animarme a que me calle o marginarme”.

“La situación actual del país es muy delicada y hablo de la situación política. Yo no soy quién para hacer un análisis, pero estamos asistiendo de una manera un poquito conocida a un poder oscuro y muy fuerte porque lentamente se va copando y se van realizando casualidades: algunos quedan tranquilos en sus casas, otros que mejor pasen la noche en una cárcel. Los titulares de todos los sitios son, hay que tirarse abajo a tal autoridad y se empieza a ver publicidad oculta que quiere cerrar el congreso. Yo no soy el que tiene que analizarlo, lo veo, leo los periódicos, escucho medios de comunicación. Hay una estrategia para cerrar el congreso, en nombre de quién, no lo sabemos. Hay una estrategia que ya se logró, destruir el Poder Judicial y someterlo a una situación complicada, no pueden todavía con el Ministerio Público porque hay una pugna dentro”.

Las necesidades del ciudadano de a pie

El Primado del Perú reflexionó por las verdaderes necesidades del ciudadano en medio de esta crisis. “¿Qué dice el poblador de a pie? Qué dice aquella ama de casa, aquel taxista, ¿qué le interesa esta pugna de poder político?. Lo que queremos es paz social, justicia social, queremos bienestar para la gente, mejor atención en los hospitales, mejores pistas que están todas rotas”

En este contexto, invocó al diálogo y a la unidad, para que los Poderes del Estado trabajen juntos por el bienestar de nuestro país y haya una mejor comunicación con la población.

“Hay tres poderes del estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En este momento yo creo que no hay una buena relación entre los tres, hay una especie de acomodo, yo creo que vale la pena reclamar en nombre del estado de derecho y de bienestar del país y la población, un poquito más de diálogo y no amenazas. Veo mucha amenaza velada, de un lado, del otro. Llega un momento que uno dice, yo pensaba que la justicia era algo que nos defendía y no un arma de ataque, pues en este momento no te sé decir si un día te tocan el timbre y te dicen señor acompáñeme que aquí hay un juez y un fiscal que dice que vaya un día a tomar el sol a la carceleta, y cuando quieres defenderte no hay un eco a esa actitud”

Necesidad de perdón

También se refirió a la importancia del perdón, la misericorida y el respeto a la dignidad de las personas. “¿No puedo yo en en nombre de la dignidad humana hacer una llamada a una visión que incorpore a la gente, que respete a la gente, ¿no puedo?. No estoy hablando contra fiscales o jueces, no estoy hablando en contra. Pero no veo ningún vestigio de misericordia, de perdón, de diálogo”.

Destacó la necesidad de un pensamiento amplio y de apertura.. “Hay que tener un pensamiento más amplio y permitir que la población se exprese no solamente en el referéndum sino a través del dialogo en los medios de comunicación. Celebro que se haya levantado esa ley que impedía la publicidad del estado en los medios de comunicación, me parece que es una apertura que va a facilitar que los medios estén más tranquilos, pero urge que los políticos nos digan a dónde vamos y que la población esté más alerta, no somos buenos y malos hay de todo en la viña del Señor.

Asimismo expresó su preocupación por el rumbo del país. “Me preocupa porque vamos en un rumbo desconocido, no veo a dónde vamos, un día se dice referéndum, otro día cierre de congreso, otro nueva constitución, otro día se habla de una marcha. Vas viendo situaciones que son amenazantes. Yo quisiera más bien desde aquí hacer una llamado a toda la población para que no nos dejemos manipular

En este sentido, el Cardenal nos animó a que le pidamos al Señor de los Milagros a que nos lleve por caminos de paz y unidad. El que tiene planes personales, que se los guarde para él. El país es más que eso.”

 

 

 

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour