Movimiento Sacerdotal Mariano: MSM

martes, 27 noviembre 2018

¿Quiénes somos?

La Virgen María hizo surgir el Movimiento Sacerdotal Mariano (MSM) en Fátima el 8 de mayo de 1972. En esta Obra, como es natural, se utilizan instrumentos, y, de modo particular, ha escogido la Virgen María al P. Estefano Gobbi, quien ha recibido a través de Locuciones Interiores muchos mensajes de la Virgen que se encuentran en el Libro ” A los sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen”.
Dice la Virgen en el Mensaje del 16 de julio 1973 “Te he elegido a ti, porque eres el instrumento menos apto; así nadie dirá que ésta es obra tuya. El Movimiento Sacerdotal Mariano debe ser sólo Obra mía. A través de tu debilidad, manifestaré Yo mi fuerza; a través de tu nulidad manifestaré Yo mi poder”.
Por tanto, el M.S.M. tiene como objetivo principal vivir la consagración al Corazón Inmaculado de María. Ella es la verdadera protagonista de su Movimiento y de nuestro encuentro con el Señor.
Para los Sacerdotes el consagrarse a María significa tomar mayor conciencia de su propia consagración hecha a Dios en el día del Santo Bautismo y el de la Ordenación sacerdotal. También todos los Religiosos/as y Seglares están llamados a consagrar su vida al Inmaculado Corazón para ser ayudados por Nuestra Madre del Cielo a vivir nuestra Vida de fe.
El M.S.M. se hace realidad, no en las cifras, ni en la resonancia de los nombres, ni en la eficacia de la organización, sino en la medida en que escuchamos a la Virgen y secundamos la obra del Espíritu Santo, para alabanza de la Santísima Trinidad.
Pertenece al espíritu del Movimiento quien, inscrito o no, se consagra al Corazón Inmaculado de María y, procurando vivir coherentemente, y obrando en obediencia y para el bien de la Iglesia, ayuda también a los fieles a vivir su consagración a la Virgen e intercede en favor de toda la humanidad a través del Cenáculo.
Es un Movimiento que acoge a todos los Sacerdotes, diocesanos y religiosos, sin distinción de edades ni cargos. Los seglares también son llamados a consagrarse a su Corazón Inmaculado, el seguro refugio que la Madre celestial nos ofrece a todos para protegernos y salvarnos.

En la Arquidiócesis de Lima el MSM tiene presencia desde 1,991 siendo el primer responsable el Pbro. Fernando Chang, exalumno del Seminario Santo Toribio quien junto a numerosos laicos organizaban las visitas que el P. Gobbi hacia a Lima y todos los primeros sábados en algunas parroquias de Lima. Desde que murieron el P. Gobbi y el P. Chang en 2012 y desde que se eligió un nuevo responsable mundial en la persona del P. Lorenzo Larroque, se ha ido reorganizando y no ha dejado de hacer cenáculos tanto en la Capilla Santísima Niña María en Magdalena del Mar y sobretodo en las casa de familias, siendo una petición especial de la Madre y prometiendo a ayudar a vivir la santidad en el Matrimonio, especialmente a ser fieles y vivir el carácter sacramental, además de ayudar a sus hijos para hacerlos crecer en el bien y salvarlos.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour