Hay que conquistar la libertad

sábado, 8 diciembre 2018

El Cardenal Juan Luis Cipriani inició el programa Diálogo de Fe del sábado 8 de diciembre agradeciendo al pueblo de Arequipa que lo recibió hace unos días en un congreso sobre la familia y donde presidió la Misa en la Plaza de Armas. “Levanta el ánimo ver al pueblo tan cercano a la fe. Quiero saludar al Arzobispo, Monseñor Javier del Río, quien tuvo la amabilidad de invitarme”, expresó.

Solemnidad de la Inmaculada Concepción

El Arzobispo de Lima habló sobre la importancia de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción y destacó que Dios en su infinita providencia prepara el lugar para que Jesucristo se haga hombre.

“Hoy la Inmaculada Concepción nos dice: Esta mujer, nacida de sus padres San Joaquín y Santa Ana, no tuvo nunca nada que la aleje de Dios y estuvo, como le dijo el ángel, llena de la gracia de Dios, del amor de Dios. Aparte de saludarla con tanto cariño y darle las gracias a la Madre de Dios, también nos ponemos a su sombra”.

Pidió a la Virgen María que nos ayude, nos acompañe, tenga compasión de nosotros y nos defienda del demonio.

“Hoy cuando hablamos de nuestra Madre, hablamos con mucha paz y con mucho agradecimiento, porque es ella quien derrota al demonio; es ella quien nos defiende de las acechanzas, de los problemas, de los pecados, del mal humor; es ella abogada nuestra, auxiliadora nuestra”.

“En estos tiempos que a veces se ven nubarrones en el ambiente familiar, en el ambiente universal. En estos momentos más que nunca le decimos Madre Mía, no nos dejes, no nos abandones”.

Ordenaciones sacerdotales y diaconales

Se refirió también a que en esta fecha se realizan diversas celebraciones en la Iglesia, como es el caso de las ordenaciones sacerdotales y diaconales, Misa que presidirá esta tarde en la Catedral de Lima.

“Hoy se ordenarán cuatro sacerdotes y dos diáconos, gente con mucha formación. Con mucha alegría la Iglesia ve este fruto maduro que normalmente se repite a lo largo de los años”.

Señaló que la labor del sacerdote es no estorbar la acción de Dios, porque es el Señor quien actúa: “Cuando predica la palabra de Dios, cuando confiesa y perdona en nombre de Dios, cuando celebra la Misa. Es prácticamente un hombre que hace las veces de Jesucristo y por lo tanto lo que le pedimos a los sacerdotes es ser fieles, procura estar cerca de Jesús siempre, procura vivir la caridad, reza. No podemos alejar a Dios de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Dios es la luz de este ambiente, es la paz, es la alegría de la familia, es el consuelo del enfermo, es también el que protege al que está en mal momento”.

El recuerdo del padre Ugo de Censi

En otro momento habló sobre la labor del padre Ugo de Censi, quien esta semana partió a la Casa del Padre, dejando un legado de bondad, humildad y servicio.

“Ha hecho un bien infinito, pero como toda la gente buena, no quiso hacer mucho ruido, él trabajaba con sus chicos, como él les decía; unos voluntarios, en unas escuelas de arte y unas escuelas de fe. Yo lo resumía en algo muy sencillo, El padre Ugo era un padre, tenía ojos de cariño, un padre lleno de amor a los demás. Ha pasado a la otra vida y creo que es un ejemplo para todos los sacerdotes esa piedad, esa sencillez con la que se dedicó a la gente más sencilla. También agradecemos a los salesianos, a la operación Mato Grosso que hacen esas maravillosas obras de arte”.

Votemos con responsabilidad

Ante la consulta sobre el Referéndum 2018 que se llevará a cabo mañana domingo 9 de diciembre, el Cardenal Cipriani manifestó que la impresión que tiene de mucha gente es que estamos a yendo a un referéndum sin saber nada.

“Francamente creo yo que votar sin saber qué cosa vamos a votar no está bien. Una reforma política que dicen es para votar a los corruptos. Mentira. Debemos pensar bien a estas alturas, vísperas. El que no está seguro qué es lo que quiere no debe aprobar lo que no sabe. Tenemos que ir con responsabilidad, porque sino después estaremos llorando sobre la leche derramada”.

“Hermanos, en esta Fiesta de la Virgen, pongamos esa ilusión y esperanza. El país tiene que estar unido, pero no en un pensamiento único. Hay que conquistar la libertad y poder opinar; y ojalá que las opiniones sean más abiertas y diversas; porque todo parecería que es una sinfonía que no es bueno para el Perú; y la historia nos dirá que no es bueno para el Perú”.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour