Inauguremos un 2019 con un clima de paz y honestidad

sábado, 29 diciembre 2018

En el programa Diálogo de Fe del sábado 29 de diciembre, el Cardenal Juan Luis Cipriani recordó los momentos vividos estos días por Navidad y su cumpleaños. Asimismo, hizo un recuento de algunos aspectos que marcaron el año 2018.

“Tuvimos una reunión muy bonita con sacerdotes en el Seminario, otra reunión muy bonita con todo el pueblo de Manchay. Ha sido una Navidad muy bien acompañada, muy contento. Y un cumpleaños maravilloso, lleno de vitalidad y buen humor. Han sido días muy bonitos”.

Asimismo, envió un saludo a Armando Canchanya, por todos los años acompañándolo sábado a sábado en el programa: “Armando, muchas gracias, que Dios te ayude en este nuevo panorama laborar, quiero que sepas que la gente se ha familiarizado mucho con tu presencia y tu diálogo franco y abierto, que nos conduce hace años en esta casa RPP”.

La familia es el principio de la solución

Destacó que este ha sido un año en el que hubo un enorme esfuerzo para reconocer el rol de la familia, lugar donde se forman los chicos, donde la juventud encuentra un camino, donde los mayores reciben ese respeto y trato, donde la vida es cuidada. Así también, exhortó a mirar con más cuidado cómo va la familia y cómo protege el Estado sus derechos.

“Para mí este año ha sido un año intenso, en el que permanentemente la Iglesia ha procurado defender y promover los valores de ese matrimonio de un hombre con una mujer, con estabilidad para que esos hijos requieran una cierta continuidad, cariño, confianza. Mi gran homenaje a las familias, en las vísperas de la Fiesta de la Sagrada Familia. Todos reconocemos que debemos nuestras habilidades, nuestra fe, nuestra manera de ser, a ese conjunto que ha sido nuestra familia. Gracias familia por ser como eres. Y una ilusión: 2019, adelante con una familia que, justamente, es el principio de la solución”.

“Junto a la familia, el respeto por la vida. Si la vida no se valora, cuántos cientos o miles de millones han sido abortados. Es muy grave. Por eso, la familia, junto a la vida, son elementos que son comunes a todos nuestros problemas”.

La fe de los peruanos

Aprovechó para agradecer a todo el pueblo peruano por las constantes muestras de fe que realizan a lo largo del año, como lo fue la visita del Papa Francisco, el salir a marchar por la vida, el acudir a la procesión del Señor de los Milagros, entre otros.

“Es un pueblo que se expresa con libertad, que no viene canalizado o mediatizado a través de instancias ideológicas, que se expresa: salgo de mi casa a gritar por la fe, a pedir un milagro dentro de las Nazarenas”.

“Cuando he visto iglesias repletas por Navidad, cuando he visto expresiones múltiples de felicidad y alegría por el nacimiento del hijo de Dios, entonces recuerdo al Papa que me dice «Escucha a tu pueblo». Al pueblo sí, pero no a los grupos que quieren instituirse como los representantes del pueblo. El pueblo se expresa a través de sus tradiciones, a través de su cultura, pues tenemos una cultura maravillosamente cristiana y un pueblo enormemente alegre, sano, que colabora uno con otro.

Habló también sobre Manchay, un pueblo que se conformó hace más de 20 años por gente que vino a Lima buscando seguridad y un refugio frente a la violencia.

“La organización de la Iglesia empieza por valorar a cada uno, tocando la puerta de la casa, en Manchay hacía falta una atención a la mamá, empezaron las guarderías. Empezamos un policlínico, un centro de salud, porque había enfermedades. Logramos que gente y religiosas vinieran a ayudar, 17 grupos de mexicanas, españolas, coreanas, italianas; desde aquí las saludo porque trabajan sin hacer ruido, pero qué valentía, qué espíritu de servicio. Empezamos a ver esa necesidad de educar, entonces empezamos el colegio Virgen del Rosario, empezó el Instituto Tecnológico San Juan Pablo II. Empezamos a caminar, no fue una estrategia, sino que el amor y la fe se hacen creativos”.

Busquemos la honradez y la verdad

En otro momento, animó a los peruanos a ser un pueblo que respira con la fe, que no se deje someter por parámetros políticos, que se rebele con la verdad.

“Cualquiera que viene al Perú dice: ustedes no se dan cuenta del valor que tiene este pueblo. Y no es un problema económico o político, es darle a cada uno la dignidad que tiene, sin que sea una tarea política o una ideología para pelear. Somos todos hermanos e hijos de un mismo país”.

Al referirse a la situación que viene pasando nuestro país este año con el tema de la corrupción dijo lo siguiente: “Apertura, cambio de ideas, pero que no venga marcado por lo que diga Odebrecht en Brasil. No puede ser que la agenda del Perú espere en enero lo que venga de Brasil. Si estos tipos nos destrozaron el país con su coima y con su corrupción, siguen dándonos pautas desde allá para destrozar lo de acá. Un poco más de prudencia. Por supuesto No a la corrupción, pero no son dueños del tema solo un grupo. Todo el país quiere que se supere la corrupción, pero buscando la honradez y la verdad, no buscando beneficios políticos. Lo negativo para mí ha sido ver el maltrato tan fuerte en que hemos perdido la confianza en las instituciones, en el diálogo, en la libertad de pensamiento; nos hemos encerrado en una especie de gallinero donde todos se pelean”.

Finalmente, dio un mensaje para el inicio de este nuevo año: “Que haya luz en vez de tinieblas; que haya verdad, no mentira; que haya amor y paz, no odio. Todo esto hace que el Perú sea más honesto. Inauguremos un 2019 poco a poco, pero con otro clima, no podemos seguir engañados en una sola versión en la que hay buenos y malos. Hermanos”.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour