Si nuestra familia está anclada en las raíces católicas, tiene futuro

martes, 15 enero 2019

“Recen al Señor de los Milagros en la presencia de nuestra Madre la Virgen de Fátima por sus familias y por todas las familias del Perú”, expresó el padre Luis Gaspar, vicario episcopal de Pastoral y Evangelización, en la Misa en honor de las Familias que presidió el martes 15 de enero en el Santuario del Señor de los Milagros de Nazarenas con la presencia de la imagen peregrina de la Virgen de Fátima.

Durante su homilía, resaltó que la familia es el futuro de la humanidad y que es en ella donde se empiezan a enseñar y a practicar nuestras virtudes, nuestros valores y nuestros principios como católicos.

“La primera escuela es la familia, los padres son los primeros responsables; no el gobierno, no el Congreso, no el Poder Judicial, no el Tribunal Constitucional. Son los padres los primeros responsables de sus hijos”.

150119b_misa_por_familia_nazarenas

Mencionó también que una nación que olvida sus raíces está condenada al fracaso y es una nación sin futuro. Por tal motivo, exhortó a no perder nunca esa piedad popular que existe en nuestro país y que es cultivada en nuestra familia.

“Nuestra nación, nuestro pueblo peruano tiene raíces cristianas. El día que sus gobernantes y nosotros lo permitamos y se aíslen o traicionen esas raíces cristianas que nuestros padres y abuelos supieron transmitir en nuestras familias, en ese momento estamos condenados al fracaso, a la ruina”.

150119c_misa_por_familia_nazarenas

Oración, penitencia y consagración

En otro momento, señaló que el mensaje que la Virgen de Fátima le dejó a los pastorcitos nos habla de rezar el Santo Rosario; de ser católicos de penitencia y conversión; y de consagrarnos a su Inmaculado Corazón.

“Hay que rezar, orar el Santo Rosario. Tenemos que ser piadosos marianos, porque para llegar a Jesús el camino más corto es María… Tenemos que ofrecer a Dios nuestros sacrificios, nuestras penitencias, que se plasma y se concreta en la confesión… Ofrécela a Ella tu vida, tu trabajo, tus dones, tu carisma, tu vocación, tus virtudes; y verás cómo ella intercederá ante su hijo y su hijo te devolverá el ciento por uno”.

Finalmente, comentó que la nuestra Madre la Virgen de Fátima ha venido a visitarnos para estar con nosotros e invitó a todos los fieles a ser parte de todas las actividades que se realizarán esta semana en la Arquidiócesis de Lima.

“Termino con lo que iniciaba. Un país no tiene futuro cuando reniega o renuncia a su raíz. No renunciemos a la raíz cristiana que tiene nuestro suelo y que tiene nuestra familia, porque hay principios que nos sostienen, como son la vida, la familia, la educación y la libertad religiosa. Después de Dios está la familia. Tenemos una ocasión bonita ahora en esta Eucaristía de rezar por nuestras familias y por todas las familias del Perú. ¡Viva la Virgen de Fátima! ¡Viva el Señor de los Milagros!”.

150119d_misa_por_familia_nazarenas

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour