Que el recuerdo de la visita del Papa Francisco traiga más paz y unidad al Perú

viernes, 18 enero 2019
  • Lima recordó la visita del Papa Francisco con Virgen de Fátima y la placa recordatoria en la Nunciatura Apostólica.
  • Papa Francisco envió mensaje a los jóvenes peruanos animándolos a seguir siendo fieles a la Iglesia.
  • Obispos realizaron la Consagración al Inmaculado Corazón de María ante la imagen de la Virgen Peregrina de Fátima.

En el mismo lugar donde hace un año el Papa Francisco saludó a miles de jóvenes peruanos, se develó una placa que recuerda este histórico viaje pastoral del Santo Padre a nuestro país. Los kilómetros y kilómetros de fieles que colmaron Lima y las ciudades por donde pasó el vicario de Cristo quedaron grabados en esta placa que se develó en la puerta de la Nunciatura con la presencia del Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú; el Cardenal Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo; el Presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Miguel Cabrejos; y el Nuncio Apostólico, Monseñor Nicola Girasoli.

El Papa anima a los jóvenes peruanos

El Papa Francisco no podía estar ausente en esta celebración, por lo que se leyó el mensaje que envió por esta fecha especial a través de su secretario de Estado, Pietro Parolin: “Un saludo a todos los jóvenes convocados por la arquidiócesis de Lima y la comisión episcopal para la juventud en el primer aniversario de su visita pastoral al Perú, que se preparan para el viaje a Panamá para la jornada mundial de la juventud”

“El Santo Padre, con el vivo recuerdo de su visita a ese amado país, los invita a vivir ese encuentro con fe intensa para que sepan discernir a la luz del Señor su llamado y se conviertan en testigos valientes de la luz de la esperanza hasta las más olvidadas periferias del mundo, así mismo los anima a ser cada vez más discípulos y misioneros de Jesucristo que con claridad y valentía y en unión con sus pastores sepan trasmitir su experiencia cristiana a otros jóvenes”

“Que la visita del Papa marque una placa en nuestro corazón”

En otro momento de la ceremonia, los asistentes revivieron el momento exacto en el que el Santo Padre llegó a la Nunciatura con la difusión de un audio que emocionó a los presentes y el Nuncio Apostólico saludo a todos los jóvenes e invitados: “El 18 de enero del 2018 cuando el Papa Francisco casi a esta misma hora llegaba aquí delante de la nunciatura, un abrazo especial a todos ustedes, de manera especial a los dos cardenales, saludemos al cardenal Juan Luis Cipriani y al Cardenal Pedro Barreto que son las dos alas espirituales del cóndor del Perú, también a todos los obispos, a Monseñor Miguel Cabrejos, Presidente de la Conferencia Episcopal del Perú”.

“La mejor manera para recordar la visita del Papa Francisco es poner una placa en nuestro corazón, una placa con sus palabras, una placa con sus mensajes, con sus frases muy fuertes que repetimos la más importante: No se dejen robar la esperanza, los jóvenes caminan rápido, pero los adultos y los viejos con los que conocen el camino, Perú es un espacio y una oportunidad para todos”.

“Que el recuerdo de la visita Papa traiga más paz y unidad al Perú”

Por su parte, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani se dirigió a los asistentes: “Saludo a todos con mucho cariño recordando el paso del Papa Francisco, nos queda una huella de profunda humildad y haremos grandes cosas, y la humildad como lo decía Santa Teresa de Jesús es la verdad, que importante tener esa franqueza del encuentro cara a cara con Dios y en la verdad, en la verdad de su amor en la verdad de nuestra fragilidad, por eso recordamos como decía el Papa: kilómetros, kilómetros, kilómetros y kilómetros, el pueblo peruano que con gozo y alegría recibió y aclamo agradecido al Papa. Este pueblo peruano vale mucho nosotros como pastores y los demás desde su casa. Es un pueblo que debemos cultivar en esos valores profundos que lo heredaron desde el pasado”.

En su momento, el Cardenal Primado pidió que el recuerdo del paso del Papa Francisco por el Perú traiga paz, unidad y esperanza: “Parece mentira, ha pasado un año, todo era gozo, alegría y esperanza, y hemos vivido un año un poquito agitado, ojalá que al conmemorar este primer aniversario inauguremos, un año de más gozo de más paz y de más unidad, que esa identidad de nuestro católico se refleje en la enseñanza, familia y en el respeto a la vida. Realmente fueron días breves pero que han dejado profunda huella en el corazón, gracias Papa Francisco, gracias pueblo peruano, gracias María Santísima por ese amor que has puesto a la Iglesia en nuestros corazones”

Miremos en el Papa a Cristo

Por su parte, el Cardenal Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo, pidió dar gracias a Dios por el recuerdo que nos dejó el Papa Francisco: “Aquí pudimos testimoniar que el pueblo peruano estaba en movimiento, todos obviamos que nos movilizamos de un lugar a otro siguiendo al Papa Francisco, el vicario de Cristo en la tierra, nuestro pastor de la Iglesia, pero detrás de él tenemos que mirar sólo a Jesús, un Jesús que camino con nosotros, que sufre con nosotros, pero que definitivamente él nos da la fuerza para seguir caminando en su presencia”.

El Vicario de Cristo iluminó al Perú

El Presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Miguel Cabrejos, recordó también con alegría los momentos que vivimos con el Santo Padre: “Ante la sagrada imagen de la Virgen María me complace recordar la calidad y filial bienvenida que le dio el Perú a nuestro amado Papa Francisco en su visita histórica a nuestra patria. Hoy evocamos la alegría que hace un año iluminó nuestro Perú cuando el vicario de Cristo descendió por primera vez a esta tierra, que él ha llamado tierra ensantada”.

Procesión y acto de consagración

En la celebración estuvieron presentes los jóvenes de la Arquidiócesis de Lima que viajarán a la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá quienes iniciaron la procesión llevando en sus hombros a la Virgen de Fátima. Luego lo hicieron los obispos, sacerdotes, y religiosas presentes, mientras niños lanzaban pétalos de flores. Luego de ello, ante la imagen de la Virgen de Fátima, los obispos del Perú realizaron la consagración a su Inmaculado Corazón. La ceremonia culminó con el rezo del Santo Rosario y fuegos artificiales.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour