El protagonista en mi vida ha sido Cristo

sábado, 9 febrero 2019

“El agradecimiento es absolutamente a Dios porque recibí gratis su ayuda, su cercanía, su sabiduría. Lo que uno hace muchas veces es tener que no estorbar la acción de Dios, ser dócil cuando el Señor te pide a veces No tengas miedo, anda adelante, ten ilusión, pon más empeño en estas cosas. Cuestiones que a lo largo de estos años los califico de 30 años apasionantes e intensos”, expresó el Cardenal Juan Luis Cipriani en el programa Diálogo de Fe del sábado 9 de febrero.

Durante el programa se refirió a la Carta que ha enviado a todos los fieles de la Arquidiócesis de Lima, en la cual agradece y resume sus años como arzobispo.

“Me ha aparecido dar gracias porque es de bien nacidos ser agradecidos. En primer lugar, todo lo que he recibido viene de Dios. Recibí la vida a través de unos padres maravillosos, luego la educación en un colegio de unas religiosas: el Inmaculado Corazón y el Santa María, luego en la UNI donde me gradué de ingeniero industrial y después ya empieza mi trabajo más intenso dedicado a la Iglesia. Y los deportes siempre acompañaron, fue fundamental y se lo digo a mucha gente: para una vida sana, para una estabilidad emocional, para tener un temperamento de lucha, el deporte”.

Con respecto a sus años como obispo de Ayacucho, destacó que la Iglesia fue una ayuda muy grande para la pacificación de dicho lugar y del país ante el sometimiento del terrorismo.

“Me tocaron años en que Ayacucho estaba totalmente dominado, sometido por la violencia; y ahí aprendí muchísimo a acercarme a la gente, a escuchar a la gente, a sufrir con la gente. Ahí uno se hace fuerte, en el dolor. Te das cuenta cómo la gente más sencilla, la gente más humilde, tiene un sentido de la solidaridad, de ayudarse unos a otros, muy grande. Los terroristas quisieron tomar el mando de liderar cualquier opinión, cualquier consulta, cualquier convocatoria. Entonces, la Iglesia en ese clima tuvo una voz llena de cariño y de firmeza”.

El centro de nuestra Iglesia es Cristo

Afirmó que el trabajo que le espera al nuevo Arzobispo de Lima, el padre Carlos Castillo, es muy grande y por eso exhortó a la gente a apoyarlo y rezar por él, porque la Iglesia de Jesucristo es la misma y es una continuidad.

“La Iglesia nos enseña a respetar el camino marcado por Cristo, por los santos padres, por el magisterio y la tradición. Le deseo el mayor éxito en esta gestión de servicio y también creo que Lima tiene mucho trabajo, por lo tanto la organización y la cercanía no es tan fácil”.

“Ese es el gran desafío que tenemos los sacerdotes y obispos: desaparecer, no ser tan protagonistas con tus preferencias o cosas que no te gustan. Muéstrales a Cristo, muéstrales la Eucaristía, que aprendan a adorar a Jesús, a rezar a la Virgen. Estas cosas hacen de nuestro pueblo lo que el Papa dijo: un pueblo creyente”.

El Papa Francisco en Emiratos Árabes Unidos

Habló sobre el viaje del Santo Padre a los Emiratos Árabes Unidos, el cual consideró como un aire fresco para todos los que ven al Papa de manera inimaginable; y ha significado el inicio de algo muy importante para la paz.

“Ha sido una luz para toda esa comunidad católica, filipinos y también de otros lugares; y también un llamado muy claro para decir que la religión nunca está unida a la violencia”.

La fe al Señor de los Milagros

En otro momento, comentó que nuestro pueblo peruano es enormemente expresivo y festivo, lo cual se ve reflejado en las expresiones de la piedad popular como lo es el Señor de los Milagros, que es un regalo de Dios para los limeños que debemos cuidar y promover.

“Cómo no emocionarse muchísimo cada año con ese pueblo: niños, jóvenes, mamás, papás, ancianos, promesas de rodillas, cantando, desde la madrugada. Es una catequesis. Es algo que está en la entraña del pueblo, no solo en Lima, sino también en las provincias y en el resto del mundo. Para mí ha sido una lección de ver cómo esa multitud con tanto fervor, con tanta fe, le pide, le da gracias, lo acompaña. Es una de las señales que a mí me han acompañado en estos 20 años de Lima”.

Lima, Ciudad Eucarística

Habló sobre la iniciativa de hacer esas Capillas de Adoración al Santísimo para que el Cuerpo de Cristo esté siempre presente a disposición de la gente que se quiere acercar a Él.

“Encontramos mucha gente que van a estar con Jesús porque esto es tan importante: Nuestra religión es de un Dios vivo. Está en tu casa, en tus hijos, en tus amigos, en los enfermos. Esas capillas han hecho que Lima sea verdaderamente una Ciudad Eucarística. Eso me llena de gozo y desde aquí les digo a esas parroquias Mantengan ese fervor para que toda esa gente siempre esté ahí al lado de ese Dios hecho hombre, que es una maravilla”.

La Iglesia viva

Hizo referencia también a la presencia de los jóvenes en los movimientos eclesiales, en la Marcha por la Vida, en el voluntariado, lo cual demuestra que nuestra fe y nuestra Iglesia sigue viva.

“La multitud de jóvenes en los movimientos eclesiales, en la Marcha por la Vida que ya se acerca, es una cosa jamás vista. No solamente es la defensa de la vida del no nacido, este es el punto de partida, es la defensa de la vida y la familia. Todo eso genera una fiesta de la fe, una sinfonía. De ahí salen muchísimas vocaciones y matrimonios”.

“Escucho a veces científicos de la fe que hablan de una Iglesia que tiene poca vida. Que vayan a los templos que están llenos. El voluntariado, y aquí menciono a Manchay, que hay de diferentes países y de las demás parroquias que van a esas guarderías, colegios, pequeños rincones en los cerros a lado de La Molina en la que se vive una pobreza enorme. Esto despierta a la juventud, despierta la fe”.

Semana de Catequesis 2019

Recordó la Misa de Clausura de la Semana de Catequesis 2019 que presidió el viernes 8 de febrero en el Coliseo Claretiano, en la cual estuvieron presentes más de 400 catequistas y religiosas de todo el país para fortalecer y hablar de la importancia de la iniciación cristiana.

“Los primeros pasos: el Bautismo, la Confirmación, la Eucaristía, la Penitencia. Estos cuatro mandamientos que son como el ABC para luego acompañar la vida. Explicar que el sacramento por sí mismo produce un beneficio, que es la presencia de la vida de Cristo, porque a veces nos olvidamos y nos perdemos en una cantidad de documentos, de burocracias y padrinos. Facilitar que la gente pueda ir al encuentro de Cristo”.
Finalmente, reiteró su agradecimiento a todos los fieles por su compañía constante y pidió que recen por el padre Carlos Castillo.

“Gracias a Dios. Gracias a todos ustedes fieles de Lima; gracias por acompañarme, por rezar por mí, por aguantarme. Y que se mantenga esa Iglesia viva, joven y llena de frutos. Para mí es un motivo maravilloso de pedirles oraciones por el padre Carlos Castillo y caminemos en la verdad. Dejemos todo ese trato a veces de división, confrontación, que la Iglesia es una. Desde aquí un saludo a todos y una bendición a todas las familias”.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour