Estemos siempre juntos en esta gran parroquia que es nuestra Arquidiócesis

lunes, 4 marzo 2019

El lunes 4 de marzo, los sacerdotes de la arquidiócesis de Lima, dieron la bienvenida al nuevo Arzobispo, monseñor Carlos Castillo, en un almuerzo de confraternidad organizado en el Seminario Santo Toribio de Mogrovejo. Desde el mediodía, los sacerdotes diocesanos y religiosos de las diferentes parroquias de Lima llegaron al Seminario para estar junto a su nuevo pastor. El encargado de las palabras de bienvenida fue el rector del Seminario, el padre Jorge López, quien afirmó estar contento por esta designación y por los nuevos retos que emprenderá hoy la Iglesia de Lima.

040319b_almuerzo_bienvenida_monseñor_castillo_seminario

Lealtad y obediencia al obispo

Por su parte, monseñor Adriano Tomasi, obispo auxiliar de Lima, también dedicó algunas palabras al nuevo Arzobispo, prometiendo en nombre de todo el clero de Lima la obediencia y lealtad: “Ese gesto del buen samaritano es lo que muchos en nuestra Iglesia de Lima esperan de ti. Cuenta con nuestra lealtad, nuestro amor y nuestra obediencia; y sobre todo con nuestras oraciones, para que seas siempre el buen pastor que esta Iglesia de Lima se merece. Gracias y que Dios te bendiga”.

Perdonen si hay fallas

Por su parte, monseñor Carlos Castillo agradeció a todos los sacerdotes y les pidió de manera especial a estar siempre juntos para hacer la voluntad de Dios: “Gracias por todo. Esta parroquia más grande que tenemos ahora encargada a todos nosotros que es la diócesis, espero que podamos brindarnos con sencillez. Espero no crear demasiadas expectativas y realizar las cosas con más claridad y sencillez. Perdonen si hay fallas, estoy dispuesto a rectificarme si hay errores. Les pido que, sin ser tan implacables, critiquen con verdad y con claridad. Muchas gracias a todos, estemos siempre juntos para que nuestra Iglesia pueda crecer al servicio del Señor y de la vida que tanto nos invita a progresar, a hacer crecer y desarrollar en plenitud”.

También pidió a todos los sacerdotes a que siempre permanezcan fieles al Señor que los ha llamado a servirlo: “Hoy día el Señor nos alienta porque nos ama sin medida. Dios es amor y solo amor. Démosle gracias a Él y pidámosle que nos ayude y nos aliente para que nosotros seamos fieles a ese amor irreversible”.

040319c_almuerzo_bienvenida_monseñor_castillo_seminario

Miramos esta etapa con mucha ilusión

En otro momento, en nombre de todo el clero joven, el padre Tomás Garvan, formador del Seminario Santo Toribio, afirmó que para todos los sacerdotes es motivo de orgullo que el nuevo arzobispo sea del clero diocesano: “Para todos los sacerdotes jóvenes es una gran alegría tener un nuevo obispo que forma parte o ha formado parte del clero diocesano, además es un gran orgullo. Miramos esta nueva etapa de la arquidiócesis con mucha ilusión, pidiendo al Señor que nos regale ese amor hacia nuestros pastores porque sabemos que esa será la única manera de colaborar realmente con lo que la Iglesia quiere en la predicación del Evangelio y con lo que el Papa Francisco tanto nos insiste. Desde ahora le manifestamos nuestra lealtad, nuestro entusiasmo y nuestra alegría de colaborar con su ministerio fielmente”.

Otro de los sacerdotes que dio gracias a Dios por este nombramiento fue el padre César Mesinas, quien afirmó que está muy ilusionado por el trabajo que se emprenderá con monseñor Carlos en medio de los nuevos retos que el mundo exige a la Iglesia.

Estuvieron presentes alrededor de 350 sacerdotes, y contó con la presencia de los obispos auxiliares, Monseñor Raúl Chau y Monseñor Adriano Tomasi.

¿Necesitas ayuda? Haz clic aquí para iniciar el tour